Nuestro gerente técnico, Marco Zazzini, fue entrevistado por el medio internacional BnAmericas para analizar el escenario renovable actual de Argentina y sus proyecciones, país al cual la consultora Anabática está expandiendo su trabajo.

Junio de 2024. Argentina alberga algunos de los proyectos de explotación de metales energéticos en etapa inicial más grandes del mundo, muchos de ellos ubicados en la zona andina del norte del país.

Las mineras de litio y cobre que están preocupadas por el contenido de carbono asociado con su producción futura apuntan a asegurar el suministro de energía con bajas emisiones. La tarea no es sencilla, dada la altitud de algunos proyectos y su distancia de los centros poblados, a lo que se suma una demanda constante de suministros.

El sector eléctrico local ha dado un paso al frente. Genneia, el mayor actor de energías renovables de Argentina, por ejemplo, ha ideado una solución conectada a la red que proporcionaría electricidad las 24 horas del día.

Para conocer más sobre la situación general, BNamericas conversó con Marco Zazzini, gerente técnico de la consultora energética chilena Anabática Renovables, que también atiende al mercado argentino. Anabática se especializa en los sectores eólico, solar, de hidrógeno verde y de almacenamiento de energía, ofreciendo un portafolio de servicios de asesoría y soporte, desde la fase de estudios técnicos iniciales hasta la obtención de permisos, financiamiento y optimización.

BNamericas: En términos de suministro para futuras operaciones mineras, ¿qué oportunidades hay para el sector eléctrico en el norte de Argentina? Por ejemplo, ¿qué nivel de demanda podríamos ver?

Zazzini: Se está viendo un gran desarrollo industrial en el norte del país, acompañando a las necesidades de la minería, sobre todo del litio, estamos ahí a nivel mundial.

Y, viendo que tenemos esa posibilidad y ese potencial, se empezaron a desarrollar estos centros industriales de extracción y hay que abastecerlos de energía.

BNamericas: ¿Cuáles son algunos de los desafíos?

Zazzini: Son sectores que están muy alejados del consumo de energía eléctrica, muy alejados de la sociedad. Están en lugares que se encuentran sobre el final de línea eléctrica o directamente muy lejos de la línea.

En algunos casos, está la factibilidad de conexión a la red para poder abastecerlos y, en otros casos, hay que explorar alternativas, que puede ser el autoconsumo.

Las mineras quieren tener una imagen más amigable con el medioambiente. Hoy se está ponderando el abastecimiento de energía como una mix de soluciones. Ya la microrred tiene más forma de una red que de un abastecimiento puntual. Ya hay un mix de combustibles fósiles con almacenamiento y energía solar fotovoltaica y, en algún caso, en grandes alturas, con energía eólica.

BNamericas: Entendemos que en Argentina se están presentando propuestas sobre el suministro.

Zazzini: Hay mucho movimiento. En el último tiempo se han visto proyectos con intenciones firmes, con búsqueda de financiamiento, y en otros se están tratando de analizar las opciones, a ver si va para adelante. 

Argentina es muy “tierra de oportunidades”. Tienen una forma de hacer los negocios que, cuando saben las oportunidades, se toman decisiones rápidas. Se nota que se está preparando ese escenario, en el cual va a haber quizás una vorágine de este tipo de proyectos. Y el mercado se está preparando para ello. Hay buen capital humano que puede trabajar y desarrollar este tipo de proyectos.

BNamericas: ¿Cuáles son algunas de las barreras? ¿Entendemos que las regulaciones son una de ellas?

Zazzini: Hay que trabajar en las regulaciones, hay que dar un buen marco de trabajo para el inversionista, para lograr que la inversión tenga la estabilidad para su recupero idóneo y que no entre con una tasa elevada [de financiamiento] por el riesgo que ya de por sí tenemos como país.

Ya hemos comprobado que, con un buen marco regulatorio, las cosas funcionan para el inversionista extranjero y para el inversionista local que está acostumbrado a la vorágine argentina. Cuando se abra la ventana van a estar.

Por eso se ve que grandes jugadores locales —como puede ser [la petrolera y energética estatal] YPF, [las generadoras] Genneia y Central Puerto— se mueven rápido.

También el que quiera entrar Argentina tiene que aprovechar esas lecciones aprendidas de los locales. Eso también existe como un aprendizaje.

BNamericas: Con la nueva administración, que asumió en diciembre, hay cambios regulatorios y legislativos en marcha o en trámite…

Zazzini: Estamos ante un cambio de gobierno bastante reciente. Hay que ver cómo evoluciona su trabajo en regulaciones, cuáles son las señales que va dando.

Pero no quiero dejar de resaltar que en Argentina hay que estar preparado para las ventanas, y se está preparando la situación para esa ventana.

BNamericas: Volviendo al suministro energético, la atención parece centrarse en el litio. ¿Pero hay oportunidades en otros segmentos de metales?

Zazzini: Sí, en cobre, litio y pueden ser extracciones secundarias como pueden ser el oro y la plata. En los proyectos mineros tradicionales que había anteriormente, también están explorando sus alternativas. Ya hace varios años que van tratando de buscar su forma de ir cambiando su matriz de consumo. Hace rato que vienen dándole una vuelta a tener un [contrato de compra de energía eléctrica] PPA privado o que ya tienen su PPA privado mediante el [mercado a término] Mater. 

BNamericas: Entonces, en el sector minero en general, tanto para proyectos como para minas activas, ¿las opciones se dan claramente como conexión a la red o fuera de la red?

Zazzini: Hay que analizar caso a caso. Dependiendo de su ubicación, van a tener la posibilidad de buscar interconectarse o, los que están interconectados, van a buscar un PPA en el mercado. Hay varios proyectos que han salido en el último tiempo en el Mater o trabajan directamente en isla [fuera de la red] con vector de almacenamiento.

Descarga la entrevista completa acá:

Versión en Español.
Versión en Inglés.
Versión en Portugués.

  • Anabática Renovables participó en este importante proyecto, que trata de un sistema solar de autoconsumo, instalado con estructura coplanar a techo, con inclinación de 12°. Tiene una capacidad instalada de 186,5 kWp. 

Este proyecto implementa los estándares más exigentes de la industria, ya que para su construcción, operación y mantenimiento se han instalado líneas de vida y sistemas de anclaje permanentes, con estándares europeos y norteamericanos.

Además, cuenta con cámara de seguridad de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión), con 200m de alcance. En el ámbito de gestión de data y digitalización, el proyecto dispone de visualización permanente y en línea de la información de la energía autogenerada y otros diversos parámetros y prestaciones de la instalación, a través de la sucursal virtual de Colbún y su sistema de control y monitoreo, accesible también por Smartphone.

Durante la inauguración, realizada el pasado 6 de mayo, representantes de ambas empresas y autoridades valoraron el proyecto. Es así como Rocío Hizmeri, delegada presidencial de la Provincia de Punilla, declaró que ‘estas iniciativas son muy importantes, especialmente cuando vemos que los intereses del mundo privado van en concordancia con las del mundo público. Dotar a los procesos productivos de técnicas más sostenibles implica procesos más autónomos y baratos, así como también una ayuda al medioambiente’.

Fuente: Diario El Mercurio


En el sector energético de Chile Nicole Valenzuela se alza como una figura que desafía las normas y promueve la equidad de género. Con una destacada trayectoria en la industria y ejerciendo en la actualidad como Project Manager en Anabática Renovables, ha demostrado su conocimiento técnico y visión de futuro resaltando en un sector tradicionalmente dominado por hombres.

Mayo 2024. Durante una reciente entrevista en el programa radial Girl Power de TXPlus, espacio que busca visibilizar a los liderazgos femeninos de la transición energética y la sustentabilidad, Nicole Valenzuela, compartió su experiencia y reflexiones sobre el escenario actual de los proyectos de energías renovables y el papel que cumplen las mujeres en la industria energética.

Durante la primera parte de la conversación, Valenzuela detalló las características de su rol, señalando que “como Project Manager estoy encargada de guiar los procesos de los distintos servicios con nuestros clientes, desde la planificación en adelante, asegurando que los compromisos se cumplan. Soy como una especie de front-end con los clientes, desde donde voy acompañada de todas las áreas que tenemos dentro de Anabática”.

Destaca que en la actualidad se encuentra trabajando en diferentes proyectos de energías renovables -especialmente solares y eólicos-, en distintas etapas, desde la pre-factibilidad, como también en el acompañamiento a empresas que ya tienen proyectos desarrollados, promoviendo e implementando espacios de mejora.

La trayectoria de la Ingeniera Civil de Industrias, con diploma en Electricidad, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se respalda en su desempeño en empresas como Trinergy, Coener, Transelec y, por supuesto Anabática Renovables, y es en base a esa experiencia que comentó sobre el escenario y proyecciones de la industria. “El sector está viviendo desafíos nuevos, que se enmarcan en el proceso de transición energética, pero lo importante es que todavía hay ganas de invertir y desarrollar en Chile, aún existen las oportunidades y es lo que esperamos que el país siga potenciando”, señaló.

“En la actualidad los proyectos están hibridizándose, incorporando -por ejemplo- sistemas de almacenamiento o de hidrógeno, donde los plazos son distintos a cómo se explotaban años antes y los costos también han variado porque existen muchas otras variables que antes quizás no jugaban un rol tan importante y que hoy día sí lo hacen, pero justamente para acompañar en todos esos procesos es que existimos consultoras como Anabática”, agregó.

Durante la segunda mitad del programa, la ingeniera se refirió a la importancia de contar con más mujeres en la industria, ocasión en la que tuvo la oportunidad de remontarse a sus años de ingeniería en la universidad, reforzando la escasez de mujeres en su campo y cómo ha sido testigo de un progreso significativo a lo largo de los años.

Al respecto, comentó que independiente de que fueran menos mujeres, tuvo la suerte de contar con modelos a seguir femeninos desde el inicio de la carrera. “Conocí mujeres que rompieron barreras y allanaron el camino”, dijo. “Recuerdo a mujeres como Carolina Becerra, una profesora que hacía ver el cálculo como algo fascinante y atractivo para todos. También estaba Patricia Hidalgo, una ayudante que explicaba conceptos complejos de manera clara y accesible. Estas mujeres, junto con muchas otras, me demostraron que era posible triunfar en un mundo donde predominaban los hombres”, agregó Valenzuela.

En este contexto, y en cuanto a su experiencia en Anabática Renovables enfatizó la cultura inclusiva de la empresa. “En Anabática la igualdad de género no es sólo un discurso, es una realidad palpable en nuestra cultura corporativa”, afirmó. “Aquí no importa si eres hombre o mujer, lo que importa son tus habilidades y cómo puedes contribuir al equipo. Es refrescante trabajar en un lugar donde no hay distinción de género y donde se fomenta el crecimiento personal y profesional de todos los empleados por igual”.

Fuera del ámbito laboral, Nicole compartió su pasión por el deporte y cómo encuentra equilibrio entre su vida laboral y personal a través de actividades como el ciclismo, el running y el parapente. Para Nicole, mantener un estilo de vida activo y saludable es fundamental para su bienestar físico y mental, y complementa su trabajo al proporcionarle momentos de descanso y enfoque durante el día.

Revisa la entrevista completa acá: https://bit.ly/3QAxsNG

  • Marco Zazzini, gerente técnico de la compañía, remarcó la importancia de optimizar los procesos, del análisis de todos los factores alrededor de los proyectos y el papel que podría tomar el almacenamiento en ambos países.

Anabática Renovables, asistió al mega evento Future Energy Summit (FES) Argentina y su gerente técnico, Marco Zazzini, brindó una entrevista exclusiva para Energía Estratégica sobre las diferencias experiencias y buenas prácticas replicables en ambos países.

“Optimizar los proyectos es todo un desafío y eso comienza a suceder en la madurez de todos los mercados. Argentina siempre estuvo sobrada de recursos, pero a partir de ahora se mirarán más los sitios que no son tan buenos en cuanto a factor de carga”, destacó. 

“Igualmente eso significa expandir el alcance geográfico de las renovables, creemos que es el camino y tenemos experiencia para replicarlo”, agregó Zazzini en el marco del evento que reunió a más de 500 líderes y referentes de la industria de las energías renovables de la región. 

Ante ello, surgieron las grandes preguntas de cómo se puede optimizar el diseño y desarrollo dentro de aspectos técnicos en Argentina. A lo que el gerente técnico de Anabática Renovables explicó que la manera de encarar los proyectos es visibilizando todos los posibles impactos que habrá dentro de las optimizaciones y todas aquellas variables que se encuentran alrededor del emprendimiento en el que se pretende avanzar. 

“A veces se da por sentado que hay factores que no afectarán o que no son problema, pero que deben ser bien visibilizados porque pueden representar un impacto gigante en el modelo económico – financiero que se verá en el cuarto o quinto año de desarrollo, cuando es mejor observarlos desde una etapa temprana y corregirlo”, subrayó Marco Zazzini.

“Por ende nuestra visión es tratar de ayudar a los mercados que entran en una etapa de madurez, a evitar que cometan esos errores y dificultades, ya que desde Anabática buscamos hasta lo último para que el proyecto alcance viabilidad técnica en conjunto con la financiera”, añadió. 

Una de las principales cuestiones en las que avanzó Chile y que Argentina aún se encuentra relegada es la regulación del almacenamiento de energía y la concreción de proyectos de esa índole. 

A tal punto que Chile cuenta con su propia ley específica al respecto, suma 277 MW de storage en operación y casi 1000 MW de capacidad en sistemas de baterías declarados en construcción y el Poder Ejecutivo impulsa el proyecto de ley de transición energética que abriría las puertas a una mega licitación de almacenamiento hacia el 2026. 

Mientras que del lado argentino se adjudicaron los primeros cuatro parques renovables híbridos (generación + storage) para el Mercado Eléctrico Mayorista en la licitación RenMDI de junio 2023, que corresponden a poco más 15 MW de potencia de convertidores conectados a 46 MWh de almacenamiento en sistemas de baterías. 

A lo que se debe añadir que recientemente cerró la convocatoria “AlmaMDI” para presentar manifestaciones de interés para incorporar, gestionar y financiar sistemas de almacenamiento de energía eléctrica. Pero ello no significa que se le dé continuidad en una licitación como sí sucedió con otras MDI. 

De todos modos, Zazzini destacó que las realidades de ambos países son diferentes, principalmente por los elevados vertimientos renovables en Chile, pero que dicho país puede ser punta de lanza y que resultaría una buena oportunidad tomar su curva de aprendizaje en la materia, a pesar que aún resta saber cómo se monetizará la potencia y cómo evolucionará la vorágine de ese tipo de proyectos. 

“Desde Anabática vemos que todos los proyectos llevan almacenamiento y se aprende del lado técnico, financiero, cómo bajan los costos, cuáles son las dificultades y nuevas tecnologías que se implementan. Y a la hora de desarrollar un proyecto de manera temprana, aprovecharlo y tener esos sistemas desde el scope de trabajo”, afirmó en diálogo con Energía Estratégica.  

“Argentina está en otra parada y no necesariamente deba seguir el mismo camino ya que existen otras cuestiones antes del almacenamiento. Es decir, quizás no se llegue a la necesidad de trabajar el storage con urgencia, sino hacerlo paulatinamente para tenerlo bien implementado cuando llegue el momento. Pero por como bajan los precios, el almacenamiento será una opción muy atractiva para tener disponibilidad de potencia y energía por las noches”, concluyó.

Ver nota original en Energía Estratégica acá: https://bit.ly/49mW2YO

  • El almacenamiento de energía y el hidrógeno verde son dos áreas de grandes oportunidades de inversión en Chile, ambas vinculadas a la descarbonización. Y los engranajes están empezando a girar más rápido, particularmente en la esfera del almacenamiento, cuyos sistemas pueden proporcionar servicios de estabilidad en la red y abordar la reducción de los vertimientos de energía limpia durante las horas del día. Para conocer más al respecto, BnAmericas entrevistó a Ricardo González, gerente general de Anabática Renovables

La inversión en Chile presenta notables oportunidades en dos áreas clave: el almacenamiento de energía y el desarrollo del hidrógeno verde, ambas estrechamente ligadas a la iniciativa de descarbonización. Actualmente, se observa un incremento en la dinámica de estos sectores, especialmente en el ámbito del almacenamiento, donde los sistemas desempeñan un papel crucial al ofrecer servicios de estabilidad en la red y abordar la problemática de la reducción de vertimientos de energía limpia durante las horas diurnas. 

La regulación pendiente del almacenamiento se vislumbra como un factor determinante para delimitar el terreno de juego e impulsar aún más las inversiones, especialmente en instalaciones independientes. Para obtener más información al respecto, BnAmericas llevó a cabo una entrevista con Ricardo González. 

Parece que no hay consenso respecto al diseño de la licitación planificada por el gobierno. ¿Qué le parece la situación actual? 

Primero, hay que resaltar que es importante que se haga una licitación de almacenamiento para incentivar y acelerar la presencia de esta tecnología y sus beneficios sistémicos, al menos por una vez, para reducir la brecha en cuanto al desarrollo de sistemas de almacenamiento. 

El diseño actual considera dentro de los ingresos tarifarios la participación del cliente final. Esto es bastante riesgoso, puesto que, si aumenta la tarifa para la población, podría provocarse un malestar general que requiere bastante comunicación efectiva y disposición a asumir estos costos; por el contrario, si el costo disminuye, se deberían buscar mecanismos de compensación a los clientes finales, lo que en la práctica es poco factible. 

La licitación no es la única forma en que el Estado puede incentivar el desarrollo de esta tecnología; paralelamente se debe impulsar y actualizar la regulación de este segmento, ya sea en ingresos y participación en el sistema. 

Hay varios proyectos de almacenamiento en desarrollo. Parece que es crítica una cantidad óptima para asegurar cierto nivel de rentabilidad para atraer inversiones… 

Los sistemas de almacenamiento requieren recibir ingresos por diferentes servicios y así lograr ser bancables. En la actualidad, de los 64MW de capacidad instalada operativa a julio 2023, 52MW son capacidad de corta duración, de 15 minutos, respaldando la confiabilidad de la red, pero no participa en los mercados de inyección y capacidad. Dichos ingresos están sujetos a rendimientos decrecientes y no son estables en el tiempo, lo que dificulta la obtención de financiamiento. 

Si hoy en día estos proyectos no generan rentabilidad, o bien se diseñan para una solución en particular, no habrá beneficios en el sistema eléctrico y, por tanto, seguiremos con los mismos “dolores” de los últimos años, tales como el aumento del vertimiento a los generadores o un aumento de tarifas para los clientes finales. 

Para efectos de corto y mediano plazo, en los distintos instrumentos de mercado existentes (energía, potencia, expansión de la transmisión, servicios complementarios, etc.) se deberían incorporar sistemas de almacenamiento. Es fundamental que en la aplicación de dichos instrumentos estén situados de forma adecuada los incentivos necesarios para permitir su desarrollo y operación. 

¿Cuáles son las regulaciones que más se requieren? 

Claramente, la prioridad en este minuto es el reglamento de transferencias de potencia, el cual recién ingresó a la Contraloría General en noviembre. 

En segundo lugar, se debe iniciar la modificación del reglamento de coordinación y operación, que debiese ingresar a la Contraloría General en el último trimestre de 2024. En función de lo anterior, recién en el año 2025 se podría tener un mayor grado de certeza del marco regulatorio aplicable a estas instalaciones. Estos plazos constituyen como una barrera para el desarrollo de iniciativas privadas. 

Hay que recalcar que estas iniciativas son netamente gestión del Ejecutivo y no requieren aprobación en el Congreso Nacional con mayorías que muchas veces no se logran. 

En términos de proyectos de ley, se debe tramitar la ley de transición energética para impulsar el almacenamiento y estabilizar las tarifas y, por último, la tan aplazada reforma a la distribución eléctrica, que nos llevaría a un sistema eléctrico más flexible, más eficiente, con mirada al futuro y poniendo al centro al cliente final. 

Anabática está interesada en el área de hidrógeno verde. ¿Cuál es su opinión sobre este incipiente mercado? ¿En qué fase está? ¿Dónde podría haber oportunidades para la empresa? 

El sector del hidrógeno es ya importante en Chile. El mercado actual del hidrógeno tiene tres características que están a punto de cambiar de forma radical. En la actualidad, el hidrógeno todavía se obtiene en gran medida del reformado de combustibles fósiles, se utiliza casi en su totalidad como materia prima y se produce y consume principalmente in situ. 

Cada una de estas etapas de la cadena de valor debe someterse a una gran transformación para que el hidrógeno satisfaga su potencial y entre a ejercer el rol que le corresponde en el mercado de energías limpias. Su producción se moverá a usar fuentes de energía limpia y su consumo se ampliará a nuevos sectores; además, el hidrógeno y sus derivados pasarán a ser materias primas energéticas que se negociarán a escala internacional, como lo que se está dando hoy en la Región de Magallanes. 

Sin embargo, la trayectoria del crecimiento del hidrógeno verde no es fácil. Los dos temas más importantes son cómo producir hidrógeno verde y en qué sectores vamos a utilizarlo. 

Son muchos los obstáculos que deben superarse para ampliar la escala del hidrógeno verde: 

  • Los costos deben disminuir aún más y la producción debe intensificarse. 
  • Existe la necesidad de establecer normas, certificaciones y mecanismos de supervisión armonizados para la seguridad, la interoperabilidad y la sostenibilidad en toda la cadena de valor del hidrógeno limpio. 
  • Las economías en desarrollo deberían contar con herramientas financieras y tecnológica, de forma que puedan beneficiarse de las oportunidades que se presentan en términos de recurso, como es el caso de Chile y su recurso solar y eólico. 

Todavía existen retos importantes que superar, pero, si se hace de forma adecuada, Chile estaría participando en un nuevo mercado que tiene todas las posibilidades de convertirse en un mercado próspero y en donde podríamos participar esta vez como proveedores y no como compradores de energía. 

Anabática viene trabajando desde hace años con las tecnologías de producción de energía renovable, las cuales hoy son el pilar más importante de los proyectos de producción de hidrógeno verde y sus derivados. Hoy trabajamos con nuestros clientes en la optimización del recurso energético como parte primordial de los proyectos de hidrógeno verde que se están prospectando y desarrollando en Chile. 

Capitalizar en toda la experiencia que Anabática ha adquirido a lo largo de los años representa una nueva oportunidad en este mercado emergente para nuestra compañía. Es por ello que se creó la división de transición energética. Es allí donde hoy estamos dedicando todos nuestros esfuerzos. Queremos ser parte y trabajar con nuestros clientes para que, a través de sus proyectos, esta nueva economía se materialice. 

¿Qué les parecen las posibles cuotas de producción de hidrógeno verde en diferentes sectores? 

La creación de demanda de hidrógeno está muy por detrás de lo que se necesita para que el planeta esté en ruta con los planes de descarbonización. Los impuestos por emisiones de CO2 pueden ayudar a cerrar la brecha, pero no es suficiente. Definitivamente, son necesarios cambios en el valor de los impuestos a las emisiones de CO2, junto con medidas adicionales como subastas y cuotas de consumo de hidrógeno verde en actividades específicas donde las autoridades podrían tomar la iniciativa en sus áreas de influencia. Todo ello contribuiría a disminuir el riesgo para los inversionistas y hacer más factible el mercado del hidrógeno verde. 

Nuestra mirada de monitoreo de mercado en Anabática encuentra todos los días acciones orientadas a crear este mercado. En abril, India anunció que cubrirá el 10% de los costos de producción de los proyectos de producción de hidrógeno verde, comenzando en junio 2023. En Alemania, los proyectos de producción de hidrógeno verde conectados a la red no pagan servicios complementarios, etc. 

Hay muchas formas de empujar esta industria; solo tenemos que mirar a otros países. Estos incentivos se están dando no necesariamente en los países ricos, pero en aquellos que están comprometidos en participar en este espacio. 

Ver nota original acá: https://bit.ly/42sCFMm

Ricardo González, fundador y líder de la empresa consultora Anabática Renovables, recibió el premio a la “Trayectoria Renovable”, por parte de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento, en el marco de su ceremonia de aniversario. 

Noviembre de 2023. En una ceremonia de cierre, tras dos jornadas de celebración, organizada por la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento, ACERA A.G., en el marco de su vigésimo aniversario, el gerente general de Anabática Renovables, Ricardo González, recibió el premio a la “Trayectoria Renovable” entregado por el gremio, por su gran contribución al desarrollo y fomento de las ERNC en Chile. El galardón fue entregado por Sara Larraín, Directora Fundación Chile Sustentable.  
 
Reconocido por muchos como un pionero en el campo de las energías renovables, el ejecutivo de origen español, Ricardo González, comenzó su carrera en Chile hace casi 14 años, cuando el escenario era completamente distinto, donde el sector de las energías renovables era prácticamente inexistente, con menos del 5% de capacidad instalada, y muy pocos actores participando de la industria. En ese contexto comenzó a destacar un grupo de profesionales con la convicción de avanzar hacia una matriz energética limpia para el país, entre ellos el gerente de Anabática.  

Hoy en un mercado más maduro y con un desarrollo sostenido de estas tecnologías, valora este reconocimiento y hace un balance del momento actual de la industria. “Estoy muy honrado de recibir este reconocimiento. Mirar atrás y ver todo lo que hemos avanzado me llena de satisfacción. Pero aún hay mucho por hacer. Estamos viviendo una segunda etapa de la transición energética, con la integración de nuevas tecnologías y energéticos -como el almacenamiento y el H2V, entre otros- y, junto con ellos, nuevos desafíos regulatorios, de financiamiento y territoriales, sólo por mencionar algunos”, comentó González. 
 
Este reconocimiento no sólo destaca la dedicación y el arduo trabajo de González y su equipo en Anabática Renovables, sino también su papel fundamental como innovador y promotor incansable de la agenda de energía renovable en Chile.